PRODUCCIÓN DE JITOMATE (PARTE II)

PROCESO DE PRODUCCIÓN DE JITOMATE EN INVERNADERO

Producción de plántula

Fecha de Siembra. La siembra se realiza de acuerdo a las ventanas comerciales en los lugares que se quiera producir, con el sistema de conducción a un tallo con 7-10 racimos, o en sistema a dos tallos con 4-5 racimos, la fecha más apropiada varía de acuerdo al mercado de comercialización. Sin embargo también se pueden cultivar a altas densidades (hasta 10 plantas por m2) a dos racimos concentrando la producción a solo 100 días y aprovechar los buenos precios de junio y julio y no a mas de seis meses como en los sistemas anteriores apropiados para comercializar durante noviembre, diciembre y enero.



Sustratos y contenedores. La producción de plántula de jitomate se realiza en charolas de poliestireno de 200 cavidades, empleando sustratos libres de plagas y patógenos, para lo cual se recomienda su previa desinfección o en su defecto utilizar Peat Moss (Growing mix #2, CosmoPeat, Phyto Plant o Sun Shine). El bulto de 3.8 pies cúbicos (107 L ) de sustrato es suficiente para llenar de 25-30 charolas, en las cuales se producen 4,000 plantas. Es muy importante que el tamaño de las cavidades no sea demasiado pequeño, ya que de ello depende el vigor y cantidad de raíces, y por tanto de la calidad de las plántulas. Este sistema es viable y garantiza la germinación y crecimiento adecuado de todas las semillas establecidas.

Siembra. Se recomiendan las variedades que tienen un porte y crecimiento indeterminado y de acuerdo al mercado se pueden elegir del tipo saladette, bola o cherry. En cualquier caso la semilla debe ser certificada, pues tienen un alto porcentaje de viabilidad y solo se deposita una semilla por cavidad a 0.5 cm de profundidad en el sustrato. Antes de colocar el sustrato en la charola, éste se humedece perfectamente, una vez sembrado se aplica un riego uniforme y pesado hasta el inicio del escurrimiento de agua en los orificios de la parte inferior de la misma. Una consideración importante que se cuida es que la gota de agua al momento de regar sea lo más fina posible para evitar que la caída de la misma arrastre a la superficie las semillas. Posteriormente es importante adecuar una temperatura de 18-25º C para favorecer la germinación, esto puede lograrse apilando las charolas en bloques y cubrirlas con un microtunel de polietileno negro durante tres días. Posteriormente se monitorea el momento en que aparece la primera plántula sobre la superficie del sustrato para destapar de inmediato y colocar en un lugar acondicionado; invernadero con cubierta de 35-50% de transmisión de luz difusa.

A partir de la emergencia, se mantiene la humedad aprovechable en el sustrato en 80 %, esto se logra al humedecerlo a tal punto que no exista escurrimiento en la parte inferior de las charolas. Los riegos se realizan aplicando el agua con gotas muy finas y de manera uniforme, esto es importante para mantener la humedad relativa de 70 a 80 % y favorecer el desarrollo de la plántula. Una baja humedad relativa ocasiona mayor evapotranspiración, que se traduce en una mayor demanda de agua y obliga a realizar riegos con mayor frecuencia. Una alta humedad relativa no sólo causa una menor evapotranspiración, sino también un alto riesgo de desarrollo de enfermedades fungosas como el damping off; complejo de hongos (Rhizoctonia, Fusarium, Phytium y Phytophthora), que causan un estrangulamiento del cuello de la plántula, el cual es difícil de controlar con productos químicos si el exceso de humedad no se controla. Al respecto, cuando las plántulas tienen 8 días de emergidas se puede aplicar una solución con cal al 5 %, procurando que esta no cubra las hojas por lo que se aplica cuidadosamente sobre la superficie de la charola para evitar quemaduras en las plántulas. También se deben evitar los riegos cuando las temperaturas son altas (>25 °C).

Sombreado. En la etapa de plántula se requiere de una intensidad luminosa de alrededor de 2, 500 bujías por pie. Por ello en lugares o épocas con intensidad de radiación luminosa alta, se pueden usar mallas sombra o cubiertas de agrivón o plástico (negro) para regularla, para lo cual es necesario contar con un fotómetro digital para llevar a cabo las mediciones y de esta manera proporcionar la intensidad de luz apropiada. Al respecto las plantas se colocan en invernadero, acondicionado con malla sombra (40 %).


MENU PARTE I PARTE III